Reseña: Una hermosa obscuridad – Godspeed You! Black Emperor en C3 Stage

“Ya puedo morir tranquilo”

Fan anónimo de GodSpeed You! Black Emperor

 

Un comentario atinado para lo que fue el cierre al año del post-rock en nuestro país. Puras bandas que los fans del genero pensaban que nunca iban a ver en vivo y bandas nacionales que han hecho un trabajo magnifico con mucho esfuerzo. Gracias a las productoras, que apostaron todo para hacerlo suceder.

La última que hacía falta en llegar era Godspeed You! Black Emperor. Concierto anunciado a mediados de julio, que genero una expectativa y alegría inmensurable a sus fans; siendo planeado para septiembre pero debido al terremoto de la CD de México, Morelos y Oaxaca, fue pospuesto hasta el 14 de diciembre en nuestra ciudad. Esto no mermo la emoción, solo se puso en modo espera y reactivándose al llegar diciembre y ver en el facebook del C3 Stage los anuncios del evento y que los acompañaría la banda de post rock de la Ciudad de México, Vyctoria.

La fecha se llegó y al ver colgada la pancarta, hacia revivir la emoción que de por sí ya estaba a flor de piel en los asistentes que no dejaban de sonreír, comentando sobre su júbilo que era el al fin poderlos ver en nuestro país después de más de 10 años esperando a que esto se diera, algo que creían ni remotamente posible.

Cuando el momento llego de que las luces se apagaran para presentar a Godspeed You! Black Emperor, de fondo se escuchaba como un mar de ruido blanco que se mezclaba con el bullicio del C3 Stage, estableciendo una atmósfera tensa y opresiva, sumergiéndonos en un mar de ruido blanco.

Comenzando el show con Hope Drone de su último disco del 2017 Luciferian Towers (disco que tocaron la mayoría de sus canciones), Godspeed You! Nos llevó a un tumultuoso pero hermoso viaje por las planicies de la desolación y la tristeza, acompañado con proyecciones de film de 16 mm, dividiendo la pantalla con dos cortos simultáneos de hechos violentos como protestas civiles o de miseria humana o soledad. Cimentando un contexto para sus canciones que eran como pequeñas historias, sonorizadas por sus canciones, como si fuera una película muda. Esto creaba una experiencia audio-visual totalmente envolvente e impactante dando muchas capas de profundidad.

Godspeed You! Encuentra la belleza en lo obscuro y cacofónico, donde se toman el tiempo necesario para construir su canción y tomarte de la mano a donde ellos quieren. Sí Mono es el lado melódicamente bello del post-rock, Godspeed You! Black Emperor es el lado obscuro y agresivo de este; ambos majestuosos y sobrecogedores a su manera.

Atonitos nos dejó Godspeed You! Y la antesala a este viaje lo puso la banda producida por Efrim Menuck (el miembro fundador de Godspeed You! Black Emperor), Vyctoria.
Nos sorprendieron con una presentación que es como un debate musical entre cada integrante y el baterista es el mediador inclemente. Debates y discusiones violentas era lo que escuchábamos.

La violinista (tocando sin una cuerda, ya que esta se le había roto) era la que daba las conclusiones resultando en una atmósfera opresiva y densa, dedicada a exprimirte los nervios sin piedad. Combinando post rock y sludge, creaban avasalladores paisajes obscuros y lúgubres. En su ADN se nota influencia de Russian Circles y Godspeed You!

¡No mames! Exclamaba el público de asombro y otros preguntaban a los cuatro vientos quiénes eran ellos pero sin salir de su debate Vyctoria no respondió. Culminando en una presentación fugaz pero deslumbrante.
El C3 Stage estando a un 90% de capacidad, se hecho otro magnifico show al bolsillo con una muy buena sonorización, cumpliendo totalmente las expectativas de los fans de hueso colorado de Godspeed You! Que para ellos era el mejor show para cerrar el año, pudiendo descansar en paz.

 

 

Texto: Alejandro Becerra Monroy | Instagram: @photomonroymusic | Twitter: @ALX_BM

Fotos:Alfredo Ávila

Alejandro Becerra Monroy

Un dude que toma fotos, medio escribe pero que gusta mucho del punk rock y de la música en sí.