Reseña: Deftones en BMLS Showcenter

Había llegado el día, Guadalajara tendría ese show que había quedado pendiente la última ocasión que Deftones visitó la ciudad.

El BMLS Showcenter fue el venue en esta ocasión, el evento comenzó un tanto atropellado debido a distintos problemas a nivel organización y logística. Las puertas tardaron en abrir, el tema de prensa y cortesías era un tanto confuso. Las filas que llevaban ya bastante tiempo organizadas comenzaron a desaparecer debido a la confusión sobre el ingreso y venta de boletos, todo se volvió un pequeño caos de frustración y desesperación por poder acceder al evento.

Recopilé los mejores gritos de desesperanza durante mi espera:

“¡Yabran!” “¡Yava llover!” “¡Hey baboso!” “[chiflido en conjunto de chinga tu madre]” “¡Mestoy cagando!” “¡Ya cabrón!”

En fin, a pesar de todo lo anteriormente mencionado la asistencia al concierto fue más allá de mis expectativas. “Las filas para el acceso” eran tan largas que dieron vuelta a la manzana entera, además de mucha gente desorientada en busca de una taquilla para comprar sus boletos.

Después de un par de horas, se dió acceso de forma ordenada al venue y la gente comenzó a entrar de poco en poco. Dentro del venue se encontraban algunos puestos de merch, venta de bebidas y una sección para el público VIP.

El show dio inicio con la banda canadiense Deadly Apples, la agrupación cuenta con una mezcla de sonidos que nos hará recordar el sonido de bandas como NIN, Korn, Marilyn Manson entre algunos otros contemporáneos.

Su set fue de aproximadamente 40 minutos. Alex Martel, vocalista y fundador de la banda estuvo intentando conectarse constantemente con el público para al final lograr un crowd surfing de manera exitosa que serviría para levantar el ánimo de un público que estaba listo para ver a Deftones. Una buena antesala, a pesar de todo lo acontecido en el ingreso.

El momento llegó, después de una larga espera Deftones salió al escenario para regalar al público tapatío uno de los mejores shows del año.

Con un set de lujo, que incluyó cortes del Around The Fur, álbum que está cumpliendo su veinte aniversario, como Headup, My Own Summer (Shove It), Be Quiet and Drive (Far Away) y el track que dió nombre al disco: Around The Fur.

También pudimos escuchar canciones como Diamond Eyes, Sextape, Engine No.9, Rosemary, Swerve City, Digital Bath, Elite, You’ve Seen The Butcher, Rosemary, Change (In the House of Flies), Knife Party, Bored y la tan poco bien considerada Back To School.

Después de un show redondo que incluyó sesión de baile funk por parte de Chino Moreno, quién aún conserva mucha potencia en su voz, la banda cerró con un back to back de canciones emblemáticas como Minerva y Rocket Skates.

El show llegó a su fin habiendo dado un gran espectáculo,  el público cantó de inicio a fin y se mantuvo con la energía en todo momento. El show de luces era la cereza del pastel, una iluminación perfecta para convertirlo en uno de los favoritos al mejor concierto del año en la ciudad.

Esperamos Guadalajara siga teniendo shows y asistencia como en esta ocasión, una noche perfecta para los todos los seguidores de la banda. Acá los dejamos con algunas fotos, trabajo de nuestro colega y amigo Christian Ferenc.

Fotografías por: Christian Ferenc

Texto por: Iszrael Padilla