Reseña: Clap Your Hands Say Yeah en C3 Stage

Una vez más llegamos a C3, personalmente con la expectativa al máximo de ver un buen concierto después de un par de años fuera de la ciudad y alejado de escribir sobre el tema.

He comenzado a darme cuenta de algunas cosas desde hace unos años, la cosa es que ahora he llegado a la conclusión que un concierto no sólo es ir a ver una banda o artista que te gusta o se encuentra en el punto más alto de su carrera, sino de un conjunto de emociones y elementos que conforman la experiencia completa del concierto.

La noche de ayer sólo vino a confirmarlo, el espacio me dio la bienvenida regalandome el encuentro con nuevas y viejas amistades que con lo mucho o poco que hemos llegado a convivir ayer, me recordaron que estoy de vuelta en casa.

Después de platicar un rato, compartir opiniones y hasta recordar algunas viejas memorias sobre la banda mientras daba comienzo el show, me pude dar cuenta que a muchos de los asistentes nos llevó la nostalgia de una etapa, una época en la que comenzaron a surgir todas estas bandas de rock alternativo contemporáneas a Clap Your Hands Say Yeah como Los Campesinos! y Of Montreal por hacer mención de algunos.

Sin más, llegó el momento terminar las charlas e ir hacia el escenario para buscar un buen lugar desde el cuál disfrutar del espectáculo. El show dio comienzo de forma energética con As Always qué serviría como calentamiento para el público que poco a poco fue conectando con la banda.

Con un setlist perfecto para nuevos y viejos seguidores de la agrupación, llevaron a la audiencia de la mano por un paseo a lo largo de su discografía. Desde The Skin of My Yellow Country Teeth e Is This Love, hasta Fireproof  y Better Off de su más reciente álbum.

No podría negar la felicidad y sonrisas llenas de nostalgia que tuve a lo largo de la noche, un sentimiento que invadía a cada uno de asistententes al escuchar por primera vez en vivo aquellas canciones que únicamente habían tenido la oportunidad de escuchar desde un par de audífonos o bocinas.

Por otra parte el venue jugó un papel importante con un setup de luces perfecto, una vibra muy cercana y personal caracterizó el concierto. Era como estar en uno de esos conciertos en aquel bar de The O.C..

Sin duda un concierto lleno de emociones y elementos que convirtieron la noche en una experiencia perfecta, un recordatorio de cómo una atmósfera correcta en conjunto de la buena vibra del público y la banda pueden hacer concierto de un concierto algo tan especial. Una gran noche para Clap Your Hands Say Yeah  que por primera vez visitan la ciudad de Guadalajara.

Acá los dejamos con más fotografías de la primera presentación de Clap Your Hands Say Yeah en Guadalajara por @Alfredo Ávila: