Secret Stuff en Palíndromo

¿Y como te vendo un show de punk?

La queja es la de siempre, que en Guadalajara no se apoyan los shows pequeños. Sin tratar de dar con un culpable absoluto, como si de un juego de mesa se tratara, entendemos que como medio de información mas o menos serio, tenemos la responsabilidad de apoyar en cuanto nos sea posible esas pequeñas tocadas que no cuentan con el respaldo de grandes patrocinios o de personalidades cuya opinión es venerada por su público.

Entonces, ¿Que tienen de bueno estos shows? ¿Por que la insistencia?

Bueno, podemos empezar con la cuestión de que siempre son divertidos y son divertidos porque son impredecibles, siempre está pasando con la banda o entre el público. Son muchos esos preciados momentos en que la gente se deja llevar por la música, la cerveza y todo lo demás. ¿Quieren ejemplos? tenemos algunos recientes:

Amigos y desconocidos se reunen, lo mismo para digerir verdaderos ataques de rabia, o para bailar al ritmo de canciones verdaderamente revitalizantes y, en ocasiones, catárticas. Al final de la noche importa muy poco el que “no seas fan” de las bandas que se van a presentar.

¿No están seguros de si les gustará la musica?

Un clavado a YouTube o a Spotify o a Bandcamp les dará una idea de lo que pueden esperar. Aunque les aseguramos que la experiencia es bastante dificil de replicar a través de la pantalla de un movil o una computadora.

Y ¿Cuando se puede a ir a uno?

Afortunadamente, en la ciudad hay un show de este tipo, con seguridad cada semana, gracias a que distintas personas hacen la chamba de promotor y se encargan de organizar fechas para bandas mexicanas e internacionales constantemente. Por lo general en pequeños venues como La Kalaka, Palíndromo, Casa Liceo y muchos otros localizados en zonas céntricas de la ciudad.

Por ejemplo, este viernes nos visitará la banda de emo Secret Stuff, originarios de Nashville Tennessee, quienes armaron una pequeña gira por el país. La fecha de la ciudad es organizada por las chicas de Panda Collective quienes de un tiempo para acá han estado muy ocupadas en este tipo de negocios, cosa que  desde acá les agradecemos.

 

Además podremos a escuchar cuatro bandas que encajan dentro del género como Sad Saturno y Johnny Pequeñín, ambas de la Ciudad de México, y los tapatíos de Nevado y Riemann. Como es costumbre también los precios son bastante cómodos, en esta ocasión el costo será de $80 devaluados pesos al ingresar. No se lo piensen mucho, vayan con sus amigos y dejense llevar por la vibra de la tocada.

 

Foto en imagen destacada de: Nolan Knight Photography