Indica-Fest-header-C3-Stage-The-Coffee-Sessions-Guadalajara-Febrero-2017

Reseña: Indica Fest 2017

La fiesta de gala del post punk

Este festival realizado en el C3 Stage por segundo año consecutivo, puede ser tomado como la fiesta de gala de los fans del Post Punk y Dark Wave tapatíos. Dónde sacan a lucir sus mejores y más excéntricos atavíos, pues con justa razón ya que en si para ese género casi no hay eventos de este tipo en nuestra ciudad.

A diferencia del año pasado que fueron 2 fechas para el festival, este optó solo por hacerlo en un solo día y con menos bandas, decisión que se me hizo más acertada para que todas las bandas tuvieran la misma atención. Ya que la vez pasada para la segunda fecha no fue mucha la asistencia de la gente y para la primera, se atascó.

Los nombres del cartel, con Human Tetris (Si, dice tetris, pero me esperare hasta más adelante a hacer los chistes malos)  y The KVB como headliners, me eran totalmente desconocidos ya que no soy muy asiduo a este estilo de música, así que apara mí fue una noche para conocer nuevas bandas. Cuando algo así sucede prefiero no escuchar nada hasta ya estar en el evento y así sorprenderme aún más.

Nos citaron a todos a esos de la 7:30 pm pero no fue hasta despuesito que Los Savants dieron el tamborazo de salida con una presentación muy sobria y sin mucha presentación. Su onda era muy psicodélica algo intensa y con muchos paisajes característicos del shoegaze, todo instrumental y solo hablaban para saludar al público que desde tempranito llego al lugar, la verdad si era bastantita.

Un momento raro del show fue cuando en el escenario se escuchaba cantar a Saúl Hernández pero después me di cuenta que no era el si no el vocal la banda de la CDMX Stendal. No les miento era como si Caifanes decidieran hacerse más darks y tocar post punk, ya que la voz de su vocal era muy, muy parecida; lo cual no es malo, solo era algo raro.
Dejando de lado eso, musicalmente Standal traía muy buena vibra, donde el bajo era el que destacaba casi desde tras bambalinas resguardado guidando a la banda. También me gustó mucho como sonaba la batería muy al estilo post punk pero más en friega de lo normal. Unas que otras personas del público estaban bailando pero en sí, no recibieron tanto afecto por parte de los mismos.

Human Tetris vs La tecnología

Casi todos el público se concetró en el patio después de que Standal terminara de tocar, esperando a que la banda rusa Human Tetris, se prepararan. A comparación de cuando llege, el patio estaba a un 80% de su cupo y más gente seguía llegando, mientras se observaba a los rusos en el escenario preparando sus instrumentos, especialmente enfocados en un teclado con el que batallaron por durante casí 20 minutos. Cabe destacar que nadie pero nadie les chiflo o les gritó improperios a los pobres rusos que después de batallar, lograr arreglar la situación, para al fín comenzar a tocar y poner a todos en el C3 bien contentotes. Kudos al público por no faltarle el respeto a los invitados ante su penuria.

Como les había comentado al comienzo de la nota a ellos no los había escuchado antes y genuinamente me tenían intrigado por su nombre de Human Tetris, la verdad si me los imaginaba que iban a salir con botargas en forma del juego de Tetris pero no fue así (aunque la verdad eso hubiera estado genial) y tampoco tocaron el conocido tema del juego que es un arreglo de un tema folklore ruso denominado KOROBEINIKI (lamentablemente, de igual manera, hubiera sido fantástico escucharla versión post punk).

Bromas aparte,  me gustó mucho su presentación que fue muy alegre y efusiva, me àrecieron una versión más alegre en vivo de sus compatriotas Motorama . La manera en que utilizaban el sintetizador, era casi tan bonita como su tecladista, lo que le daba un aspecto más emotivo a sus canciones, haciendo la espera y desquitando el tiempo que no tocaron, que hasta encore se aventó la banda y felices del caluroso recibimiento que tuvieron con los tapatíos.

¿El gran final?

The KVB, duo británico también de dark wave, se encargó de dar el cierre al Indica Fest de este año, con su guitarra y sintetizador, lograron hacer bailar a los asistentes pero ¿Les confieso algo? me pareció la mayoría de sus canciones suenan igual.

Eso sí, los beats fueron estaban muy, muy intensos, tanto que literalmente hacían vibrar al C3 y mi ropa también, sintiendo chistoso. La tecladista Kat Day le daba con todo a su sintetizador, denotando una gran influencia del rock Industrial, mientras que Nicholas Wood cantaba y le echaba toda la pasión en la ultra distorsionada guitarra que no podía distinguir mucho, ya que parecía un sintetizador más.

Honestamente, entre la monotonía de la música y la vibración, yo no disfrute de la presentación de The KVB, al contratrio de la mayoría del público que nunca dejó de bailar bailar, lo cual al final es lo que importa. Todo esto dio cierre a otra edición más del Indica Fest que a pesar de los problemas técnicos de sonido (que no fuel mejor que digamos comparándolos a otros shows del C3 Stage), el problema del sintetizador de Human Tetris y los retrasos que eso trajo en consecuencia, dejo a los fans del genero contentos.

En general, fue un evento algo desangelado y sin mucho espectáculo ya que lo analizas a fondo pero se agradece que se sigan trayendo propuestas musicales diferentes.

Los invitamos a checar la galería del evento acá abajo ?

Texto por:  Alejandro Becerra Monroy | Instagram: @photomonroymusic | Twitter: @ALX_BM
Fotografías por: Alfredo Ávila

Alejandro Becerra Monroy

Un dude que toma fotos, medio escribe pero que gusta mucho del punk rock y de la música en sí.