Reseña: Bring Me The Horizon, Teatro Estudio Cavaret, 13/03/2016

 

 

El domingo 13 de marzo del 2016, fue un día histórico para los fans tapatíos de Bring Me The Horizon, la banda originaria de Sheffield, Inglaterra, pisó por primera vez la capital jalisciense. Una larga fila se dejaba ver a las afueras del Teatro Estudio Cavaret desde horas antes de que se iniciara el show, la multitud, en su mayoría conformada por adolescentes y adultos jóvenes, esperaba con muchos ánimos a que se abrieran las puertas del recinto y lograr así tener un lugar privilegiado para poder observar el show.

Tuve la oportunidad de ir a ver a Bring Me The Horizon en sus dos primeras visitas a nuestro país, lamentablemente para muchos, Guadalajara no pintaba como un posible escenario para que se presentaran en esos tours, por lo que en esas ocasiones lo más cercano para ir a verlos fue la ciudad de México, para ser más exactos en el antes llamado Salón XXI y hasta hace unos meses conocido como José Cuervo Salón, recinto que en enero de este año fue declarado extinto por razones que desconocemos.

IMG_1001

En esas dos ocasiones el sonido de Bring Me The Horizon aún se caracterizaba por su brutalidad, un death core ejecutado a la perfección y que era coreado por casi todos los asistentes.

Años después mucho ha cambiado respecto a la banda en la que en el pasado tuvo como guitarristas a Curtis Ward y Jona Weinhofen. Su sonido cambió drásticamente y sumaron un tecladista a su alineación, cosas que en lo personal no fueron de mi agrado, a decir verdad, para mi, el gusto por su música murió después de su tercer material, el aclamado “suicide season”, pero eso poco importa para una banda de tal calibre respaldada por un enorme éxito que no se puede negar y cuya base de fieles seguidores no comparte mi opinión.

IMG_0938

Uno de los cuestionamientos que tuve antes de llegar al show, era el de quién sería el encargado de calentar los motores previo al mágno concierto, y para mi sorpresa se trato del DJ de Tanus, MikAnkh, personaje que en el pasado fue miembro de una de las agrupaciones con mayor propuesta en el país, y de la cual formaban parte músicos como Fear de Allison y Arturo de Finde, está proyecto tuvo como nombre Snite.No. MikAnkh comenzó con su set cuando el recinto se encontraba a tres cuartos de su capacidad y la respuesta del público fue favorable, aunque relamente la mayor parte del público no sabía de quien se trataba.

Poco después de las nueve de la noche, Oliver Sykes y compañía saltaron al escenario llenos de una energía que contagió rápidamente a un Teatro Estudio Cavaret completamente lleno. Gritos y brincos fueron una constante por parte de los fans, la euforia fue tal que el calor se tornó sofocante y comenzó a cobrar algunas víctimas después de la cuarta canción, pero gracias a la perfecta organización a la inmediatez con que actuaron los cuerpos de seguridad, los desmayos y crisis respiratorias no pasaron a mayores.

IMG_0990

Canciones como Chelsea Smile, Happy Song, Throne, Go To Hell y Drown fueron parte de su repertorio, del cual pocos se quejaron, salvo los que seguimos a la banda desde la década pasada, nosotros hubiéramos agradecido que por lo menos hubieran tocado canciones emblemáticas como Pray for Plagues y A Lot Like Vegas, pero eso es lo de menos, la banda cumplió las expectativas y dio un gran show.

 

Texto y fotografías por: Julio Avila (No, no es familiar del otro Avila)