Los Colores del Nrmal: Amarillo

Desde hace cinco años, el Festival Nrmal se ha encargado de ofrecernos el evento con más propuesta en México, esta arriesgada actitud es palpable en la organización del evento, en el público que asiste pero sobre todo en los proyectos que se presentan.

Y entre tanta variedad, a veces es un poquito fácil perderse entre los nombres que aparecen apilados unos sobre otros en el cartel, así que decidimos desmenuzar la colorida maraña en el cartel de este año y presentarles a nuestros proyectos favoritos, lo que han estado haciendo últimamente y que pueden esperar de ellos el 12 y 13 de marzo.

La experiencia musical en nuestro continente es mucho más compleja, interesante y propositiva de lo que imaginamos y definitivamente es mucho más que aquella que nos ofrecen el radio y la tv convencionales. Una de las maravillas de este festival es precisamente incluir a una cantidad generosa de rostros nuevos dentro del panorama continental, trascendiendo lenguajes y sirviendo como punto de encuentro a experiencias distintas, donde al final a través de la música podemos obtener un vistazo genuino de todas ellas y es por eso que en esta entrega hablaremos de algunas de nuestras favoritas.

Empress Of

Empezaremos en riguroso orden geográfico, Lorely Rodriguez es la mente detrás de este proyecto con base en Nueva York pero con raíces en Los Angeles y Honduras que ha estado produciendo música bajo este nombre durante los últimos cinco años, durante los cuales ha salido de gira con proyectos de mayor popularidad como Kimbra y Florence and The Machine. Sin embargo fue apenas el año pasado que debutó su primer Lp titulado Me, el cual es un álbum que aprovecha el tipo de  melodías de sintetizador de su primer Ep para construir piezas más interesantes, con un acercamiento al R&B, pero que no sacrifica la experimentación y la creatividad para hacer de sus canciones verdaderos y memorables y bastante infecciosos himnos pop.

También, con Me Lorely nos presenta una colección de experiencias muy personales, experiencias acentuadas con un estilo vocal muy particular, bastante básico y desprovisto de producción excesiva. El proceso de realización del álbum es otro testigo de esta especie de declaración personal, tomandose unas semanas en exilio en Valle de Bravo, durante las cuales dió forma este su álbum debut. En su acto en vivo tanto la instrumentación como su presencia resultan encantadoras, además su particular estilo de canto tiene mayor efecto sobre las canciones de esta manera.

Haciendo El Mal

Paulina Lassa y Karen Ruíz definen de manera practica, y cariñosa, al sonido de su proyecto como post-folk, esta curiosa categoria es resultado una instrumentación poco convencional donde el característico sonido del acordeón, y en ocasiones del piano, se suman a las graves notas de un contrabajo, las cuales a su vez sirven de base para delicadas armonías vocales, con las cuales arman con precisión y sensibilidad increíbles canciones, que con el tiempo han evolucionado en un sonido bastante imponente, conmovedor.

Haciendo El Mal nació cuando estás dos mujeres se encontraron por allá de 2011, dos años más tarde publicaron su álbum debut que llevó por título H.E.M, Haciendo El Mal pues, y con el cual nos mostraron por primera vez está propuesta musical que encuentra referencias tanto en distintos géneros de la música contemporánea como en la música tradicional de México. Para este año, está planeado que lancen su segundo álbum del cual ya conocemos dos canciones y que muestran una grata evolución al estilo que debutaron con H.E.M., este último material fue financiado en gran parte con el apoyo de sus seguidores a través de la plataforma Fondeadora, parte de este dinero se destinará también para aumentar la experiencia de sus presentaciones en vivo con visuales del artista Alvaro Ruíz, como los que se pueden ver en el video de una de sus presentaciones.

 

 

Los Pirañas

Eblis Álvarez lider de Los Pirañas no es ningún extraño para el Festival NRMAL, apenás el año pasado se presentó con otro de sus proyectos, Meridian Brothers, con quienes dió una tremenda presentación que incluso llevo a Thor Harris, miembro de Swans, a sacar su telefono y grabarlos. Este año Eblis regresa con este proyecto, que comparte muchas características estéticas y sonoras con Meridian Brothers, características como la experimentación electrónica con ritmos e instrumentación propia de la música tradicional de su natal Colombia, en el caso de los Pirañas el folklore colombiano atraviesa un filtro de lisérgico filtro de musica noise y que nos deja una peculiar sensación entre el “¿Que carajos me tomé?” y el “Que importa, bailemos endiabladamente” .

La banda ha editado ya dos álbumes, el primero Toma Tu jabón Kapax en 2012 y el segundo La Diversión Que Hacía Falta En Mi País el año pasado y no podría estar más de acuerdo con ellos. Este tipo de proyectos capaces de fusionar la herencia y presente de Sudamérica con música que es verdaderamente creativa y que se empeña en trabajar ideas musicales distintas con cada canción, nunca dejarán de ser necesarias para entender que el legado musical en el continento es tan extenso como increíble y que este puede evolucionar a la par de nuestras sociedades.

Como le mencioné al principio, la inclusión de propuestas de todo el continente es una de las cosas que más encanta de este festival y por supuesto estos tres proyectos son solo una muestra de lo que el Festival NRMAL ofrecerá en marzo, proyectos como LAO, Coiffeur, Mitú, Baltzar y Ela Minus son igualmente increíbles e interesantísimos de ver en vivo.

¡Más colores!:

Negro

Azul

Verde

Rojo

Texto por: Alfredo Ávila