Reseña: Guttermouth

El 2 de octubre del 2015, vino al Foro Independencia, querido por chicos y grandes. Una de las bandas del punk rock 90’ro que jamás te imaginabas que ibas a ver algún día en vivo: Guttermouth. Las puertas abrieron al público a las 8 pm, al principio era un poco desalentador el panorama, había  poquita gente, pero la esperanza no se perdió.

PillJar-2

PillJar-12

A eso de las 9 pm aproximadamente, se subió la banda de Durango Pill Jar para darle comienzo a la fiesta y con más asistencia del público que al principio.

Pill Jar nos ofreció un skate punk rápido y muy bien ejecutado, perfecto para subir los ánimos de todos. Era muy chido ver al bajista entregar todo lo que tenia, tocando como si no hubiera mañana, siempre con una sonrisa en el rostro transmitiendo buena vibra a todos.

LosWarnaut-14

LosWarnaut-3

Después ya cobrando velocidad el evento, siguió de San Luis Potosí la banda de punk rock Los Wornout, con un sonido con toques de trash y un chingo de energía. Era la primera vez que los veía en vivo y me latió su estilo donde se notaba la influencia de bandas al estilo Good Ridance y además que se notaba muy buena química entre ellos y de paso regalaron unos discos al público.

SheenaTheZebra-11

SheenaTheZebra-10

Hasta este punto algo que destacaba fue una muy buena sonorización que nos permitió disfrutar más de las bandas pero cuando se subió al escenario Sheena the Zebra se escuchaba demasiado saturado, no dejando disfrutar tanto la buena música que traen estos muchachos pero que a ellos no les afecto, dando el buen show que saben dar y apoyados en dos rolas por el baterista de la banda Cuchillo, Phill.

Gula-15

Gula-18

Terminaron los Sheena the Zebra y fue el turno de Gula una de las bandas clásicas y emblemáticas del punk rock 90’ro del país. Nos ofrecieron un show como solo ellos lo saben hacer: Rápido y directo a la cara. Tampoco perdieron la oportunidad para tocar su último sencillo Feliz Mundo.

Ya para cuando terminaron de tocar, el Foro Independencia ya se veía más lleno y pues con justa razón, porque era el turno de los Guttermouth.

Los Guttermouth casi desde que empezó la tocada, ellos ya habían arribado al Foro, algo que se me hizo muy chido y buena onda de su parte, ya que usualmente muchos invitados internacionales no lo hacen.

Guttermouth-45

Mientras esperaban su turno, ellos se chutaban sus cervezas y Mark (Vocalista) además cargaba con su botella de vodka como si fuera su hija, mientras saludaba a los fans, platicaba con ellos y se tomaba fotos, sin presión alguna.

Era muy divertido ver a Mark de un lado a otro, siempre con una sonrisa en el rostro, empezando el show de ellos tarde por atender a sus fans y uno que otro miembro de la banda hacían quien sabe que, esperando a que subieran al escenario. La gente los aclamaba y cuando se subieron, al menos medio Foro ya estaba lleno y eufórico, mientras Mark saludaba a los que estaban al  frente.

La verdad era muy difícil enojarte con él y con la banda en si por la buena vibra y alegría de estar en nuestro país y en nuestra ciudad por primera vez en sus 25 años de carrera. El público pedía canciones y para nuestra sorpresa, Mark los escuchaba y cumplía sus peticiones, dió la impresión de que no traían un setlist preparado y que improvisaron a lo largo de la tocada. La verdad eso fue magnífico, no cualquier banda hace eso en estos tiempos.

Guttermouth-12

Tocaron canciones como: 1,2,3 Slam, I’m Destroying the World, Lucky the Donkey, Chicken Box, Bruce vs The Kiss Army entre otras. Todo a petición de sus fans que desde los primeros guitarrazos y tupa-tupas saltaron y gritaron de alegría, armando el pit y el desmadre que esperas de un buen show de punk rock, además ver a Mark como chapulín de un lado a otro del escenario, malabareando el micrófono hábilmente, saludando, bromeando con los de la banda y el público, hizo todo mil veces más divertido.

En un punto fue tanta la euforia que un vato se logro colar al escenario a cantar junto a Mark y por supuesto no faltó quien hiciera crowd surfing 

La verdad tenía mucho que no me divertía tanto en una tocada y mucho menos me imaginaba el ver a Guttermouth en vivo. Fue una noche memorable que empezó apagada pero que conforme pasaba el tiempo, se encendió tanto que si hubiera algún tipo de medidor de euforia, este se hubiera roto en pedazos.

De esas tocadas que todo fan del punk rock noventero anhela vivir y esta vibra y este tipo de felicidad le hacía mucha falta a la escena tapatía. A veces, solo hace falta que alguien diga: ¡1, 2, 3 Slam! para que se arme un buen desmadre.

 

Texto y Fotografía por: Alejandro Becerra, den clik al nombre y encontrarán una galería más completa del evento.