Llegar temprano también vale la pena

El Festival Coordenada está a la vuelta de la esquina, los horarios y escenarios fueron anunciados anunciados desde hace ya un buen rato y probablemente muchos de ustedes tengan planeado un itinerario.

Probablemente muchos de ustedes consideren el llegar alrededor de las 8 de la noche algo prudente y cómodo. Se ahorran horas de asolearse y se invierten en tiempo de precopa.

Sin embargo, yo siempre he tratado de ser  un defensor de llegar temprano a un concierto o festival. ¿Por qué? Por dos cosas, la primera es que llegar temprano te permite acercarte a propuestas y sonidos que ignoras y pueden llegar a convertirse en tus nuevos favoritos, la segunda es que un escenario sin gente es una de las escenas más deprimentes en la música.

La cosa es que en esta ocasión el Festival Coordenada ha programado temprano proyectos que creemos son muy interesantes y disfrutables, y en los siguientes párrafos trataré defenderlos y convencerlos de llegar temprano el próximo 17 de octubre al Parque Trasloma.

En primer lugar tenemos la apuesta de factor “exótico”, ellos son TARAF DE HAÏDOUKS, probablemente, la agrupación musical rumana más exitosa en la era moderna o quizá de todos lo tiempos.

Activos desde 1991, son los máximos exponentes de la música tradicional del pueblo Romaní, Gitanos pa’los cuates, y cuentan actualmente con 6 álbumes de estudio, mas otras tantas recopilaciones y álbumes en vivo.

La música gitana se caracteriza por ser muy alegre y festiva, con violines y acordeón que te invitan a echar un buen baile acompañado de algunas bebidillas. Seguramente su acto en vivo es increíblemente divertido y el hecho de que estén visitando nuestra ciudad no debería ser pasado por alto.

TARAF DE HAÏDOUKS se presentará en el Coordenada Stage, de las 16:30 a las 17:10, así que yo en su lugar comenzaba a plantearme seriamente llegar y ver una presentación que quizá no se vuelva a repetir en la ciudad.

taraf-de-hadouks-50fd170fcd897

 

Pónganse truchas, porque en la próxima entrada hablaremos de una de las joyas del Festival Coordenada y de como podría terminar siendo ignorada de manera monumental.